Llega el gran clásico. Sí, sí, sí, el ‘bipartidismo futbolístico’ ya está aquí

Qué ambiente tan extraño se respira cuando se está a 24 horas del gran clásico español. Será por la pasión futbolística que hay en el país, o quizá por la rivalidad entre seguidores del Real Madrid y del Barça. El caso es que a lo largo de hoy y, aún más, de mañana, será rara la persona que no tenga en mente el encuentro.

¿Y por qué esta locura futbolística? ¿Por qué quien no es seguidor de merengues ni de azulgranas espera también impaciente el encuentro? ¿Por qué se prevé un lunes de audiencia televisiva desigual en el que todo el porcentaje de share se lo va a llevar el partido? Quizá porque los tres puntos de diferencia de quienes consigan la victoria acaben convirtiéndose, una vez más, en el final de una Liga que solo se disputa entre dos… ¿O lo que veremos será un empate que nos permitirá alargar un poco la emoción?

José Mourinho y Pep Guardiola, entrenadores del Real Madrid y el Barcelona

Mourinho y Guardiola. Ronaldo y Messi. “El partido más esperado de las ligas europeas”, dicen algunos medios. El único partido de la Liga española, podríamos decir más bien. Porque Madrid y Barcelona hace ya muchos años que se separaron del resto de equipos, que no pueden competir con ellos ni seguramente podrán ya competir nunca. Que se lo digan, si no, al Almería que no se tragó tres, ni cuatro… que se tragó ocho. Ocho goles del Barça.

Es curioso el paralelismo entre el fútbol y la política española. No solo por el politiqueo del que los grandes equipos y, también, otros pequeños están impregnados. Sino porque en ambos casos, los campeonatos se disputan solamente entre dos. Bipartidismo político por el sistema electoral intocable del que gozamos, por el que PP y PSOE son los únicos que, en la práctica, pueden ganar las elecciones… ‘Bipartidismo futbolístico’, porque los únicos partidos ‘válidos’ en la Liga española, por sus similares condiciones, son el Barça-Madrid y, ¡claro!, el Madrid-Barça.

Que sí, que vamos a ver buen fútbol. Y eso no lo duda nadie. Buen fútbol porque son equipos repletos de estrellas pagadas, y muy bien pagadas. ¡Faltaría más que, encima, no nos diesen buen fútbol! Pero en el espíritu del deporte rey no tenía que haber entrado la variable monetaria porque, a partir de ese momento, ya el fútbol solo tenía un único destino: el de ser injusto. Y hasta el día que no haya un Messi o un Ronaldo en todos los equipos de primera división de la Liga española, no podremos volver a hablar de democracia futbolística.

Pero para qué vamos a engañarnos. El lunes a las 21 horas estaremos todos ahí, atontados frente al televisor y, en muchos casos, rodeados de otros aficionados histéricos como nosotros. Unos, deseosos de que marquen los blancos; otros, ilusionados con la victoria del ‘tikitaka’ azulgrana. Pero todos, olvidando por un momento lo mal que está la situación en España, el elevado número de parados y el déficit de las cuentas públicas. Y colaborando con nuestra pasividad para que todo siga tal cual está ahora. En fútbol, sí. Y también en política…

Anuncios

Acerca de lgarciamartinez

Periodista y comunicadora audiovisual especializada en medios digitales (redacción/edición web, marketing online y gestión de proyectos). Soy de la opinión de que la vida es para los que arriesgan... Ver todas las entradas de lgarciamartinez

One response to “Llega el gran clásico. Sí, sí, sí, el ‘bipartidismo futbolístico’ ya está aquí

  • Victor

    Buenas Laura!

    Enhorabuena por la entrada y por el blog, que no lo conocía. Como explica Carlin en El País, la Liga va camino de convertirse en una farsa o, mejor dicho, ya es una farsa. El problema de fondo vuelve a ser la escasa amplitud de miras de los que mandan (también en el fútbol), que ya se han demostrado más que incapaces para tratar problemas estructurales.

    En fútbol, y también en política, lo que importa son las soluciones inmediatas. Salvar el pellejo sea como sea sin tener que entrar en problemas de fondo. Nadie habla de cómo podemos evitar que la Liga española se dirija irremediablemente hacia el desastre. Pero tampoco se habla seriamente de poner coto al sector financiero, de impulsar instituciones supranacionales como una verdadera UE que planten cara a una economía que ya se globalizó hace tiempo.

    En fin, seguiré atento a nuevas entradas en el blog. Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: