‘La mirada. Un viaje al corazón marroquí’: mi mirada personal

Una de las principales funciones del título de un libro es venderlo, en el sentido más benévolo de la palabra. ‘La mirada. Un viaje al corazón marroquí’ así, a priori, era un título que llamaba bastante la atención por sí mismo: sonaba a adentrarse en un mundo exótico del que en España sabemos más bien poco a pesar de su cercanía.

Pero cuando ‘tu mirada’ pasa por encima del punto y final de la narración te percatas de que, además, tenía que ser ese, y no otro, el título de la obra. Porque el viaje al corazón marroquí del que su autor, Adolfo Moreno, nos habla es un viaje geográfico pero, también, un viaje a lo mas hondo de los sentimientos de un humano que terminamos sintiendo como nuestro amigo, como nuestro hijo, como nuestro hermano y como nuestro amante. Porque de él lo sabemos todo.

Ejemplar primera edición 'La mirada'

Ejemplar primera edición ‘La mirada’

Durante las 545 páginas del libro conocemos íntegramente a Saïd, un joven bereber a quien vamos viendo crecer y madurar y con quien vivimos situaciones enteramente realistas y dramáticas que rozan grandes temáticas como el amor, la amistad, la venganza, los vicios y la búsqueda de la verdad.

La verosimilitud de la historia en la que nos embarcamos se debe, principalmente, a dos pilares que la sostienen: por un lado, el gran trabajo de documentación previo del autor, que se hace notar con frecuentes referencias espacio temporales y culturales; y por otro lado, las exquisitas e infinitas descripciones que en ocasiones nos hacen plantearnos si en verdad estamos leyendo una novela o si es que resulta que estamos asistiendo a los episodios que se elevan ante nosotros y se meten en nuestras entrañas.

La historia se divide en cuatro diferenciadas partes. La primera, ‘Tierra’, nos presenta una situación aparentemente estable que de un momento a otro pierde esa estabilidad; inocencia, adolescencia, familia, experimentación… conocemos, nos introducimos en la vida de nuestro protagonista; y la tierra que se alzaba firme de repente es trastocada por un terremoto que la destroza; y ya no hay vuelta atrás.

El segundo apartado de la obra, ‘Fuego’, primero nos atonta con su humo para luego despertarnos en medio de un mundo que no conocíamos; un universo de crueldad, deshumanidad, búsqueda de respuestas a cualquier precio, sensación de aprisionamiento.

Después, en ‘Agua’, sentimos la esperanza por primera vez en muchas hojas; vivimos, avanzamos… hasta que el curso de la historia nos ahoga. En la última parte, ‘Aire’, inspiramos, expiramos; oxigenamos nuestros pulmones, nos ilusionamos, se nos ponen los pelos de punta, descansamos. Para terminar de la única forma que podía ser…

En el largo camino tenemos la suerte de encontrarnos con los más variados personajes, todos ellos muy profundos y bien perfilados. Y terminado el relato nos damos cuenta de que por nuestras venas ya corren desde el inmenso cariño de Dalila, la fraternidad de Mustapha o la bondad del viejo Hassan, hasta las aventuras con Ahmed, el terror que nos profesan Danyal, Youssef e Ibrahim, los libros del culto Naym, la ayuda inesperada de Farid, la sensualidad de Hessa o el amor incondicional de Irene. Personalmente, sé que tardaré bastante en poder olvidarme de todos ellos.

Otro tema que llama la atención a lo largo de la lectura de ‘La mirada’ son las múltiples citas y referencias a autores, obras literarias, títulos audiovisuales y canciones. Siempre se agradecen y aportan un valor añadido.

Hacía tiempo que no lograba hacerme con 550 páginas en tan solo seis días. No hablo de semanas, ni de meses. Hacía ya años. Quizá por falta de tiempo, desencanto, desgana o tal vez solo por la dificultad de encontrar historias que me enganchasen como este libro me ha enganchado desde el principio, hasta el punto de sentir rabia una vez que supe que había llegado el final. Pero este final del libro no podemos verlo como un final ante el cual pasar página. ‘La mirada’ también pretende remover conciencias con respecto a muchas injusticias que existen a nuestro alrededor, más cerca de lo que imaginamos, y que están a la orden del día.

Por todos estos motivos, que no son pocos, procedo a recomendar la lectura de este libro desde el corazón y sin ningún tipo de duda, un libro publicado con Licencia Creative Commons (Reconocimiento-No comercial – Sin obra derivada). Recomiendo además que le echéis un ojo a la novedosa forma de financiación que ha dado lugar al nacimiento de este libro, el crowdfunding, así como a la vida de su valiente autor. Esto último se lo recomiendo sobre todo a esos jóvenes que, como yo, estáis viendo el futuro negro, negro y no confiáis en que los sueños se puedan cumplir 😉

Y por si aún no he logrado convencerte, aquí te dejo el booktráiler para que te hagas una idea del viaje que te espera…

……………………………………………………………………………………………………………..

Más información:

Anuncios

Acerca de lgarciamartinez

Periodista y comunicadora audiovisual especializada en medios digitales (redacción/edición web, marketing online y gestión de proyectos). Soy de la opinión de que la vida es para los que arriesgan... Ver todas las entradas de lgarciamartinez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: